De paseo por La peatonal

Una de las actividades principales de quienes veranean en Miramar es un paseo por la peatonal. Algunos prefieren hacerlo por la mañana temprano, sentándose a desayunar al sol en lagunos de sus muchos cafés. Otros lo hacen al caer la tarde o a la noche como cierre de una jornada de playa. Lo invitamos a dar un paseo por esta tradicional arteria miramarense para conocer algunos de sus rincones y las cosas que es posible hacer aquí.

La peatonal es una parte de la calle 9 de Julio o calle 21, como todas las calles de numeración impar en Miramar, nace en la Avenida Costanera y se extiende hasta más allá de la Avenida 40 (la de la estación del ferrocarril). El Paseo Peatonal recorre el centro comercial de la ciudad por la calle 9 de Julio desde la Costanera hasta la calle 28, aunque la zona comercial propiamente dicha se extiende algunas cuadras más. Fuera de la temporada estival, esta zona está abierta al tránsito vehicular, de hecho, hasta hace unos pocos años la única diferencia que existía entre esta parte de la 9 de Julio y el resto eran unas vallas que se colocaban en las esquinas para cerrar el paso a los automóviles. Actualmente la zona se ha remodelado convirtiendola en una verdadera calle peatonal en la que han desaparecido los cordones que marcan el límite entre la cinta asflatica y la acera (de hecho es posible caminar desde la costa hasta la calle 24 sin tener que bajar o subir un cordón), como parte del mismo cambio se han modificado las plazas, se han colocado bancos en los que los caminantes pueden descansar y lugares con sombra y nuevos árboles que ofrecen resguardo ante el ardiente sol del verano.Durante todo el día esta calle es, como su nombre lo indica, un verdadero paseo, por la mañana la mayor actividad se centra en los bares en los que muchos turistas (y algunos locales) toman sus desayunos mientras leen el diario sentados junto a una mesa en la vereda, bajo una sombrilla.Pasado el mediodía y hasta la tarde, la actividad disminuye un poco debido principalmente a que es el horario en que la gente va a la playa y a que muchos de los locales cierran sus puertas.El mayor movimiento de gente comienza pasada la media tarde, y casi entrada la noche. Es cuando se ven aparecer los primeros paseantes que, luego de haber salido de la playa y ya duchados y cambiados de ropa, salen a tomar algo, a mirar vidrieras, a cenar o a comprar la cena.Poco a poco los bares comenzan a mostrar el movimiento que se irá incrementando hacia la noche, las mesas de la vereda se llenan de gente. Los chicos se juntan en las casas de juegos electrónicos que ofician de puntos de reunión, algunos en su interior a juegan unas fichas y muchos se reúnen en la calle, entre ellos se encuentran los 'tarjeteros' de las confiterías bailables del muelle repartiendo invitaciones y entradas.Los Espectáculos Callejeros.
Tal vez una de las mejores cosas que tenga la Peatonal para el turista es la gran cantidad de espectáculos callejeros, en las cálidas noches de verano, cuando el clima acompaña, es frecuente poder observar un espectáculo pácticamente en cada cuadra desde la costa hasta la plaza central en cuyo anfiteatro se desarrollan también muchas funciones.
En su paseo podrá encontrar treatros de títeres, payasos y cantantes, todos desarrollando su tarea con gran talento y profesionalismo y a cambio de las pocas monedas que usted pueda dar.

El Paseo de los Artesanos

Casi al extremo de la peatonal, sobre la Avenida 26, en la misma plaza en la que se encuentran el anfiteatro y las fuentes existe un lugar en el que se exponen y se venden artículos únicos que usted no podrá encontrar en otros lugares.
El Paseo de los Artesanos congrega a todos los artesanos de la ciudad y a otros que vienen de otros lugares a mostrar aquello que fabrican con sus propias manos, mates y bombillas, aros y collares en plata y piedras semipreciosas, trabajos en madera y en cerámica, shumerios fabricados a mano, son solo algunas de las cosas que usted podrá encontrar en este lugar.
El riguroso proceso de selección y fiscalización que llevan a cabo cada año los artesanos de la Asociación de Artesanos de Miramar hace que la calidad de estos productos sea excelente y mejore constantemente. >>>

La Plaza Central

Esta Plaza está constiuida en realidad por cuatro manzanas con una plaza en cada una de ellas, no forma parte de la peatonal en sentido estricto aunque dos de sus manzanas comparten sus veredas y su diseño y han sido remodeladas con ésta.
Esta plaza podría considerarse como el centro de la ciudad, ubicada entre las calles 21(9 de Julio), 24, 25 y 28 y está atravesada por las avenidas 26 y 23 (Mitre).
En las más alejadas de la peatonal, las que se encuentran sobre la calle 25, hay juegos para niños, una calesita, pistas de autitos, un playón de juegos con aros de basquet y una cancha de bochas.
De las dos plazas lindantes con la peatonal, una de ellas, ubicada entra la calle 24 y la Avenida 26, es aquella en la que se encuentran el Paseo de los Artesanos, las fuentes y el anfiteatro. En la otra, que se encuentra entra la Avenida 26 y la calle 28, se alza un gran mástil en el que se iza la bandera nacional y se realizan en ocasiones los actos principales en las fechas patrias, a su alrededor se encuentran los bustos de algunos proceres y algunos monumentos como los que recuerdan a la guerra de Malvinas y el atentado a la AMIA, sobre la vereda de la calle 26 se alzan los mástiles en los que se colocan las banderas de las distintas comunidades extranjeras que habitan en la ciudad y junto a ellas los árboles nacionales de los respectivos países.
A la sombra de los grandes añosos árboles de esta plaza es habitual ver gran cantidad de personas descansando de su paseo por la peatonal, tomando unos mates, desayunando o simplemente disfrutando de la naturaleza y el aire puro.
La peatonal es una parte de la calle 9 de Julio o calle 21, como todas las calles de numeración impar en Miramar, nace en la Avenida Costanera y se extiende hasta más allá de la Avenida 40 (la de la estación del ferrocarril). El Paseo Peatonal recorre el centro comercial de la ciudad por la calle 9 de Julio desde la Costanera hasta la calle 28, aunque la zona comercial propiamente dicha se extiende algunas cuadras más.
Fuera de la temporada estival, esta zona está abierta al tránsito vehicular, de hecho, hasta hace unos pocos años la única diferencia que existía entre esta parte de la 9 de Julio y el resto eran unas vallas que se colocaban en las esquinas para cerrar el paso a los automóviles. Actualmente la zona se ha remodelado convirtiendola en una verdadera calle peatonal en la que han desaparecido los cordones que marcan el límite entre la cinta asflatica y la acera (de hecho es posible caminar desde la costa hasta la calle 24 sin tener que bajar o subir un cordón), como parte del mismo cambio se han modificado las plazas, se han colocado bancos en los que los caminantes pueden descansar y lugares con sombra y nuevos árboles que ofrecen resguardo ante el ardiente sol del verano.
Durante todo el día esta calle es, como su nombre lo indica, un verdadero paseo, por la mañana la mayor actividad se centra en los bares en los que muchos turistas (y algunos locales) toman sus desayunos mientras leen el diario sentados junto a una mesa en la vereda, bajo una sombrilla.
Pasado el mediodía y hasta la tarde, la actividad disminuye un poco debido principalmente a que es el horario en que la gente va a la playa y a que muchos de los locales cierran sus puertas.
El mayor movimiento de gente comienza pasada la media tarde, y casi entrada la noche. Es cuando se ven aparecer los primeros paseantes que, luego de haber salido de la playa y ya duchados y cambiados de ropa, salen a tomar algo, a mirar vidrieras, a cenar o a comprar la cena.
Poco a poco los bares comenzan a mostrar el movimiento que se irá incrementando hacia la noche, las mesas de la vereda se llenan de gente. Los chicos se juntan en las casas de juegos electrónicos que ofician de puntos de reunión, algunos en su interior a juegan unas fichas y muchos se reúnen en la calle, entre ellos se encuentran los 'tarjeteros' de las confiterías bailables del muelle repartiendo invitaciones y entradas.

Los Espectáculos Callejeros

Tal vez una de las mejores cosas que tenga la Peatonal para el turista es la gran cantidad de espectáculos callejeros, en las cálidas noches de verano, cuando el clima acompaña, es frecuente poder observar un espectáculo pácticamente en cada cuadra desde la costa hasta la plaza central en cuyo anfiteatro se desarrollan también muchas funciones.
En su paseo podrá encontrar treatros de títeres, payasos y cantantes, todos desarrollando su tarea con gran talento y profesionalismo y a cambio de las pocas monedas que usted pueda dar.

Miramar
Ciudad de
Vista Aerea